Clínicas de Embarazo en Almería, El Palmer

TOP 5 Clínicas de Embarazo

en Almería y El Palmer

 

Clínicas de Embarazo en Almería, El Palmer

ANUNCIE SU CLÍNICA

POR MUY POCO

 

 

 CONTACTE AQUÍ

 

 

  clinicas-de-embarazo-en-Almería-Almeria
clinicas-de-embarazo-en-Almería-El Palmer

Control del embarazo.

Clínicas de Embarazo en Almería, El Palmer, servicio de control del embarazo
Servicios de obstetricia en Almería y servicios de obstetricia en El Palmer.
En cada consulta es recomendable proponer todas las pegas y comunicar los miedos, aunque se pueda meditar que son irracionales, o bien que van a parecer absurdos o irrisorios.

A lo largo del embarazo siempre se debe preguntar de forma inmediata con el médico ante:

Vómitos repetidos o intensos.
Vahídos o mareos.
Orina escasa o bien molestias al orinar.
Dolor abdominal.
Cefalea intenso o bien permanente.
Secreción acuosa vaginal.
Hemorragia vaginal.
Fiebre.
Erupción generalizada.
En la primera visita el ginecólogo, al que idealmente ya se va a haber acudido para la consulta preconcepcional, se completa la historia clínica y efectúa una exploración física completa. Esta primera visita de control se efectúa normalmente entre la séptima y la 10ª semana del embarazo y sirve para:

Confirmar el diagnóstico de embarazo.

Descubrir antecedentes que pueden actuar sobre el embarazo actual.
Descartar precozmente la posibilidad de dificultades (amenaza de aborto, embarazo ectópico, etcétera).
Señalar las primeras reglas higiénicas.
Todavía cuando el ritmo de las visitas depende de cada caso, generalmente el control clínico se realizará con la próxima frecuencia:

Hasta las 32 semanas: mensual.
De las 32 a las 38 semanas: quincenal.
A partir de las treinta y ocho semanas: semanal.
Mediante estas visitas se podrá:

Efectuar una prevención correcta de las complicaciones.
Dictar consejos adecuados a cada mujer.
Controlar el estado del embrión.
En el curso de cada consulta, además proseguir el estado de salud de la embarazada y revisar su estado general, se efectúan los siguientes exámenes:

Examen obstétrico para determinar el desarrollo, posición y condiciones del feto.
Peso y tensión.
Estudio de una muestra de orina para investigar la presencia de proteinuria (albúmina), glucosuria (azúcar), acetonuria (acetona) o bien hematuria (sangre) en orina.
En función de los resultados de todos estos exámenes, se actúa en consecuencia:

Informando a al embarazada del curso de su embarazo.
Dando las oportunas instrucciones dietéticas o higiénicas.
Solicitando las exploraciones que crea oportuno.
Recetando, si es necesario, la medicación precisa.
Asimismo conforme el momento de la gestación, y en función de las características de cada embarazo, se efectúan una serie de pruebas complementarias que fundamentalmente son:

Análisis de sangre.
Ecografía obstétrica.
Ecocardiografía.
Pruebas de diagnóstico prenatal en Almería.
Durante el embarazo, la mujer deberá efectuar mensualmente controles médicos en Almería. Algunos serán con el ginecólogo y otros, con la comadre.

El propósito de estas visitas es supervisar el estado de salud de la madre y del niño. Hay que valorar cómo se está desarrollando el desarrollo del bebé, los síntomas que nota la madre y, así, prevenir posibles dificultades.

SABER MÁS SOBRE EL DPTO. DE GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA EN Almería
Primera consulta.

La primera consulta se dice que es la más importante, puesto que va a permitir situar el embarazo en su adecuado nivel de peligro.

Debe efectuarse en las primeras 12 semanas y, en ella, se realizará la historia clínica completa de la encinta, recogiendo información sobre: antecedentes familiares, antecedentes personales, antecedentes reproductivos, historia menstrual, síntomas relacionados con el embarazo actual, etcétera

Se completará la consulta con exploración física general, exploración genital y mamaria, aparte de pruebas de laboratorio y exploraciones complementarias que permitan identificar el embarazo de alto peligro.

Se va a aprovechar asimismo este primer contacto para otorgar información sobre nutrición, consumo de alcohol, tabaco, drogas y medicamentos, ejercicio físico, trabajo y orientación sobre aquellos signos y síntomas que han de ser comunicados al médico o que requerirían una valoración médica.

Consultas posteriores

Las consultas posteriores estarán determinadas por las necesidades individuales de cada mujer y por el desarrollo del embarazo.

En líneas generales, en un embarazo no complicado se aconseja la siguiente periodicidad:

Hasta la semana treinta y seis, controles cada cuatro-6 semanas.
De la treinta y siete-40, cada 1-3 semanas.
A partir de la semana 41, de 1 a 2 veces por semana.
En aquella mujer con problemas de salud u obstétricos, el intervalo entre las consultas va a estar determinada por la naturaleza y gravedad del inconveniente.

Se recomienda la realización de tres exploraciones ecográficas a lo largo de un embarazo de curso normal:

1ª ecografía (semanas ocho-12): esencial para conocer el número de embriones, su vitalidad, ubicación y confirmación de la edad gestacional.
2ª ecografía (semanas 18-veinte): ecografía de detección de anomalías estructurales y marcadores de cromosopatías.
3ª ecografía (semanas 34-36): control del desarrollo fetal y de su ambiente (placenta, líquido amniótico).